Colección: Coordinación Baladre
Editorial: Baladre - Zambra
ISBN: 978-84-941362-6-9
Formato: 14 x 21 cm. 80 Págs.
1a Edición: España, 2014
Esta Edición: España, 2014


Precio:  30,00 Bs.


Envia a un amigo por email




COMPRAR LIBRO AQUI »
Si vives en Bolivia, lo llevamos a tu domicilio sin costo adicional
Obten un DESCUENTO o compra tu libro a CREDITO
¡Contáctanos!
Renta Básica de las Iguales y Feminismos
De la centralidad del empleo a la centralidad de la vida
Mari Fidalgo, Alicia Alonso Merino, Rosa Zafra Lizcano

El sistema patriarcal, es un sistema de organización y dominación de los hombres sobre las mujeres en los más diversos ámbitos: económico, social, político y cultural, que se asienta entre otros en el desigual acceso a los recursos económicos como la tierra, el capital o el empleo. Ello conlleva una mayor pobreza y precariedad para las mujeres, con la consiguiente limitación de nuestra autonomía y libertad, además del sometimiento a múltiples formas de violencia y la perpetuación de la división sexual del trabajo.

Como señala la asociación Economía Crítica de la Universidad de Málaga, dentro de esta estructura social patriarcal el poder y el control es ejercido por el sujeto moral autónomo en el centro del discurso de la moderninad que sólo se reconoce como ente de razón y, por lo tanto, sujeto de derecho: el hombre heterosexual. Esta asimetría que coloca a los hombres heterosexuales por encima de las mujeres, de los niños y niñas o personas mayores, de homosexuales, transexuales, bisexuales y otras identidades de género, se reproduce mediante imposición de la heterosexualidad delimitando las identidades sexuales. Existe, pues, una hegemonía heterosexual masculina que domina el resto de categorías: el heteropatriarcado. El actual sistema capitalista, basado en el consumo, encuentra soporte en el heteropatriarcado el cual objetiviza a las mujeres, reduciéndolas a meros objetos para ser "consumidos" por los hombres y a realizar tareas productivas no remuneradas (cuidados y trabajo doméstico) y reproductivas (embarazo y crianza) que, además, son menospreciadas pero que sin las cuales el actual sistema capitalista heteropatriarcal de acumulación sería materialmente imposible de reproducirse y crecer.

Hacemos nuestra la crítica realizada desde la economía feminista, de que el precario acceso de las mujeres a los cuidados (precario en cuanto a que es un acceso insuficiente, inestable y de poca calidad), la dificultad de ocuparse del autocuidado (con la consiguiente huella de cuidados que supone), y la falta de libertad de elgir si facilitar cuidados o no, impacta en nuestra calidad de vida, nuestra estabilidad, nuestro desarrollo emocional y socioafectivo, nuestra participación política y en definitiva, en nuestra salud. La entrada de las mujeres en la esfera pública del trabajo remunerado no nos ha traido ni la independencia, ni la autonomía plenas prometidas y en cuanto al reparto de las tareas de cuidados estamos [...] en proceso de involución.

Nuestra propuesta de la Renta Básica de las Iguales entra precisamente en el centro de este debate, como una herramienta que incidiría en el reparto del trabajo, especialmente el del cuidados, con todo el impacto que ello tendría para la lógica productivista del capital.


 

Sobre el autor(a)

La autoras son activistas de la Coordinación Baladre (www.coordinacionbaladre.org)

En la misma colección