Colección: Iniciación Científica
Editorial: Para Escudriñador@s
ISBN: 978-99974-811-6-0
Formato: 14x21cm. 190 pp.
1a Edición: España, 2010
Esta Edición: Bolivia, 2014


Precio:  105,00 Bs.


Envia a un amigo por email




COMPRAR LIBRO AQUI »
Si vives en Bolivia, lo llevamos a tu domicilio sin costo adicional
Obten un DESCUENTO o compra tu libro a CREDITO
¡Contáctanos!
Evolución
Un puente entre el humanismo y la ciencia
Andrés Moya

La biología es la ciencia que estudia los seres vivos, su origen, estructura y evolución. La vida apareció en la Tierra apenas 500 millones de años después de que se hubiese formado el planeta, y ha evolucionado y se ha diversificad o durante los 3.500 millones de años restantes: es decir, hasta ahora mismo. Uno de los linajes producto de esta evolución es nuestra especie, constituida por seres con conciencia y curiosidad que tratan, a menudo confusamente, de ver, interpretar y dar sentido a este hecho de que hayamos aparecido en un planeta donde surgió la vida y se inició el proceso que nos originó.
 
Reflexionar sobre la vida, abordarla científicamente para determinar el escenario donde hizo su aparición, pero también examinar lo que ha generado, hace de ella uno de los mejores ejemplos para ejercer el pensamiento integrador. La biología y la evolución constituyen un magnífico puente para unir y, probablemente, con-ciliar, culturas que tradicionalmente han permanecido separadas, particularmente las denominadas por C. P. Snow (1977) culturas científica y literaria. Snow comenta al respecto: “Son muchos los días que he pasado con científicos las horas de trabajo para salir luego de noche a reunirme con colegas literatos. Así como suena. Y naturalmente he tenido amigos íntimos tanto científicos como escritores. De esta suerte, viviendo entre dichos grupos, y aún más, creo yo, con el ir y venir constante del uno al otro, se me fue planteando el problema que desde mucho antes de confiarlo al papel había bautizado en mi fuero interno con el nombre de las dos culturas. Porque tenía la sensación permanente de moverme entre dos grupos comparables en inteligencia, racialmente idénticos, no muy diferentes en cuanto a origen social y con unos ingresos más o menos iguales por su trabajo, que habían dejado casi totalmente de comunicarse, y que tenían tan poco en común respecto a clima psicológico, intelectual y moral que en vez de pasar de Burlington House o South Kensington a Chelsea era como si hubiese cruza-do un océano”.
 
De ahí la metáfora del puente, por muy largo que éste sea […] La vía de síntesis que aquí propongo se sirve de la biología y la evolución biológica como lugar natural de encuentro entre las ciencias físicas, las ciencias de la vida, las ciencias sociales y las humanidades. Porque la vida en su despliegue vincula indefectiblemente a todas ellas, obliga a la puesta en común, a la reflexión conjunta. Es verdad que las humanidades se han construido históricamente haciendo caso omiso de la naturaleza biológica del ser humano, pero la ciencia ha dado pasos fundamentales para subvertir esa situación y ha tendido un puente para la conciliación.
 
La obra que el lector tiene en sus manos está constituida por una serie de capítulos que reflexionan sobre el alcance del fenómeno vital y la evolución más allá de la propia investigación científica. Pretende ser un texto que sugiera los elementos de un pensamiento biofilosófico y también de una biología teórica, así como formular un lugar de encuentro natural entre las ciencias más fundamentales, las sociales y las humanidades. Ese lugar de encuentro es la teoría de la evolución.

Sobre el autor(a)

Andrés Moya (Valencia, 1956), doctor en Biología y Filosofía, es catedrático de Genética en la Universidad de Valencia y ha sido director del Instituto Cavallines de Biodiversidad y Biología Evolutiva de esa misma Universidad, del que fue promotor. También lo ha sido del Centro de Astrobiología (INTA-CSIC) y del Centro Superior de Investigación en Salud Pública (CSISP) del Gobierno Valenciano, donde dirige el Área de Genómica y Salud. Su actividad científica e intelectual se sitúa en los campos de la genética, la evolución y la filosofía. La evolución experimental y la genómica evolutiva son las áreas donde ha realizado aportaciones científicas más significativas. Ha llevado a cabo una amplia labor de divulgación y reflexión sobre la ciencia y publicado varios libros, siendo la teoría evolutiva y el alcance del pensamiento evolutivo el núcleo central de toda su actividad.

En la misma colección